sábado, 8 de septiembre de 2007

Vivir con el corazón en la boca


Una subida de presión en el gaznate ... una palabra que se queda a medias ... una humedad repentina, invasora, delatora en los ojos...


Quizás fu{e una palabra, quizá fue un objeto o puede que algo tan sutil como un olor... no importa, ahi est{a, ese dulce dolor en el pecho que te aprisiona como el abrazo de un amante, con la suave calidez de un beso en el corazón, con un temblor desde la cabeza hasta los pies que te hace sentir chiquito, muy chiquito ....

Y es un dolor que no te cansas de sentir, que quisieras que no acabara ... porque te hace vivir, porque te hacer sentir que eres más de lo que eres ... o que por un instante realmente eres tu.

A todos los que viven con el corazón en la boca ... un abrazo.

2 comentarios:

susana andrino dijo...

Un abrazo a "corazón abierto", con el corazón en la boca y en la nuca, y en el pecho entero, y más arriba, y hacia afuera, y hasta lejos... muy lejos...

danna dijo...

El corazón herido puede ser sanado por un amor… o por buenos amigos… nos queda la esperanza que el dolor pase al olvido… Vivir es complicado… tus palabras calan profundo el corazón….Un fuerte abrazo… (esta frase la utilizo mucho… ) De Corazón a Corazón… ¡!! Danna.